Eva González: “No puedo compaginar el trabajo con el equipo”

Azu Muguruza y Eva González han sido las entrenadoras que han llevado al IDK Gipuzkoa UPV de Primera División a Liga Femenina, pasando por Liga Femenina 2. Ambas han formado durante más de una década una imagen clásica en la banda del Gasca, dirigiendo a las jugadoras, pero ahora Eva ha decidido poner fin a su andadura en el equipo por motivos laborales. No estuvo durante buena parte de la pasada temporada, pero ahora hace oficial que no continuará junto a su amiga Azu.

Estudié un FP de técnico de atención a personas en situación de dependencia, hice las prácticas en Matia Fundazioa y al poco tiempo me llamaron para trabajar. Eso fue el verano pasado y cuando empieza la temporada de baloncesto me doy cuenta de que ya no puedo dedicarme al baloncesto de la manera en que me gusta a mí hacerlo. Empiezo la temporada, pero ya en noviembre veo que no tengo tiempo para todo. Mi madre tiene 91 años y la cuido, al igual que a mi hermana, que tiene una diversidad funcional y tengo que llevarla al trabajo en Gureak. No llegaba a todo y tenía que priorizar”, explica Eva González.

La ya exentrenadora del IDK Gipuzkoa UPV es una histórica del baloncesto guipuzcoano. Ella misma cuenta su trayectoria deportiva: “Empecé a jugar con 13 años. Entré en el Hondarribia con 18 años. De ahí me llamó en 1980 Kote Olaizola para el Donosti Las Banderas, que estaba en la máxima categoría. Jugué allí cuatro temporadas. A la vez remaba y el último año no jugué casi nada, así que me dediqué a empezar a entrenar chavalas y al remo. Me gustó lo de entrenar, y en 1989 dejé el remo para dedicarme totalmente al baloncesto”.

Eva se centró en los banquillos: “Estuve de ayudante de Manolo Coloma en la selección española absoluta de 1995 a 1998, y también fui ayudante en selecciones cadete y júnior. En la temporada 1995-96 entrené al Oviedo de Liga Femenina. Por cierto que Azu nos llevaba la preparación física. Cuando acabó esa temporada tenía ofertas de otros equipos, pero mis padres ya eran mayores y puse primero a la familia. Surgió la opción de estar de ayudante de Azu y yo encantada”.

Dice que no le ha costado tomar la decisión de dejar de lado el baloncesto: “Es que veía que no podía compaginarlo con el trabajo. Tengo 57 años, estoy contenta en el trabajo. Es una etapa que ha pasado y ya está. No he ido a ver ningún partido al Gasca, aunque los sigo por internet y hablo con Azu. Tampoco quería ningún homenaje ni nada por el estilo, que me propuso el club. He trabajado muchos años con Azu y ya sabe que estoy ahí. Hemos trabajado juntas muchos años. ¡Si hasta ha sido jugadora mía en los inicios de los 90!”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s